03 diciembre 2014

Saluda al pequeño de Opel: KARL


El mercado automóvil sigue estando dominando por los coches compactos, los del segmento C. Son modelos de volumen, ciertamente, sin embargo los mayores beneficios se hacen en los dos extremo del mercado: el premium (con independencia del segmento en el que evolucione) y los modelos más asequibles, principalmente del segmento A. Opel es consciente de ello y añade una nueva baza a su estrategia para salir de los números rojos.

Después de la vertiente "premium" con el Opel Adam, destinado a rivalizar con los MINI y DS3, Opel lanza el KARL, la vertiente asequible y de segmento A. Se trata de un modelo de 3,68 m con espacio para 5 personas y cuyo precio de partida será inferior a los 10.000 euros. Equipará un 3 cilindros de 1.0 litros de cilindrada y tecnología de seguridad activa inusual en el segmento A. ¿Su objetivo? Comerse al Renault Twingo, entre otros.

El diseño, sin sorpresas, es una muestra más del lenguaje estético de Opel con un frontal que recuerda tanto el del Adam como el del nuevo Corsa. El lateral, por su parte, resulta igulamente esculpido que en los otros modelos de la gama, pero de manera diferente. El KARL cuenta con tres nítidas líneas. La característica forma de "álabe" de todos los nuevos Opel en los laterales se muestra en la parte inferior de las puertas. Las dos precisas líneas que se ejecutan a través de las manijas de las puertas le dan un carácter dinámico y asientan visualmente los laterales. En cuanto a la parte trasera, curiosamente, tiene un aire a lo Opel Agila, por la forma en bumerang de sus pilotos quizá.


Bajo el corto capót del KARL, nos encontramos con el nuevo 1.0 Ecotec. Se trata de un bloque de 3 cilindros de una cilindrada de 1.0 litro y que eroga 75 CV. En el nuevo Opel va asociado a un cambio manual de 5 relaciones. Según cuentan en Opel, el motor ha sido desarrollado ex profeso para el KARL, aunque por cuestiones de costes lo veremos en otros modelos de Opel.

La firma alemana promete un equipamiento completísimo para el KARL. Lo hará en términos de infoentretenimiento con el sistema IntelliLink, que permite la integración de los smartphones de Apple iOS y Android con el coche, pero sobre todo en temas de seguridad.

Además del ABS y ESP, ya obligatorios, el Opel KARL contará con un" Aviso de Cambio Involuntario de Carril", una asistencia acústica para el aparcamiento y un control de crucero con limitador de velocidad. Los faros antiniebla, por su parte, dispondrán de una función "de luz de giro". En términos de confort, la dirección asistida tendrá un modo City que la hace ultra ligera y suave, un sistema ya visto en los Opel Adam y Corsa.

Todavía es pronto para saber qué equipamiento será de serie y cuál será opcional. Opel prefiere recalcar, de momento, las posibilidades de personalización del KARL: contará con diez colores de carrocería diferentes y varios diseños para las llantas que irán desde las 14 hasta las 16 pulgadas.

El Opel KARL empezará a comercializarse en verano de 2015 y es muy probable que haga su debut en sociedad con motivo del salón de Ginebra, el próximo mes de marzo.

0 comentarios:

Publicar un comentario