03 diciembre 2014

El Chevrolet Cruze cambia su visual en Brasil y promete un mejor rendimiento


El Chevrolet Cruze inaugura su línea 2015 en Brasil con cambios visuales para estar al día en el mercado mientras se espera a la segunda generación. Tanto la versión 5 puertas como el sedán ganaron un nuevo acabado interior, nuevo equipamiento de serie y cambios mecánicos, que prometen dejar al modelo más rápido y eficiente.

Cuando se compara con la línea anterior, el Chevrolet Cruze 2015 se destaca por la nueva parrilla partida con nuevos elementos estilísticos, con barras cromadas para la versión LTZ. Los paragolpes también han sido rediseñados, con énfasis en las nuevas luces antiniebla en la parte frontal del mismo. Las llantas de 17 pulgadas también son nuevas, con diseños diferentes para las versiones LT y LTZ.

Otra de las novedades son las luces DRL (luces de circulación diurna) en dos variantes, que se activan automáticamente cuando el encendido está conectado. El Cruze está disponible en dos nuevas opciones de color, el Blanco Vintage y Gris Azteca, los que se agregan a los colores ya existentes.
En el interior sólo sufrió cambios en el modelo LTZ, ahora revestido en cuero de dos tonos, Brownstone y Jet Black, que viene con una costura blanca en los asientos, puertas y tablero.


Entre las características estándar, la novedad es que las ventanas eléctricas se cierran automáticamente cuando el usuario bloquea las puertas por control remoto y el el encendido del motor a través de un botón en la llave del vehículo para activar el aire acondicionado.

El motor 1.8 litros Ecotec de 144 CV recibió una nueva calibración, con doble distribución variable continua, y colector de admisión variable (VIM), entre otros. También está la nueva generación de la transmisión de seis velocidades, llamado GF6-2. Según Chevrolet, "tanto el modelo sedán como el SPORT6 muestran mayor flexibilidad y suavidad en los cambios de marchas, mejorando significativamente el rendimiento y el confort de conducción." En el modelo manual, el Cruze tiene una luz de advertencia en el panel de instrumentos para indicar el momento ideal para el intercambio de marchas.


La versión automática, a su vez, promete una mejora en el consumo de combustible y velocidad para hacer los cambios en un tiempo 50% menor, pudiendo realizar rebajes dobles y triples. La caja también provoca, de forma automática, el freno motor cuando el control de crucero está activado, manteniendo estable la velocidad seleccionada en pendientes.

Según datos de Chevrolet, el Cruze fue 1,2 segundos más rápido en la aceleración de 0 a 100 km/h, clavando 10,2 segundos. Los precios serán anunciados pronto.

0 comentarios:

Publicar un comentario