26 noviembre 2014

Si te compraste recientemente un Opel Corsa o Adam. ¡No lo conduzcas!


Nos ha llegado un comunicado oficial de Opel informando de que todos aquellos que hayan adquirido una unidad del modelo ADAM o Corsa desde el mes de mayo de este año, que se pasen urgentemente a revisión, porque han encontrado un fallo "en el sistema de dirección que no cumplía con las especificaciones". En total serían 8.000 unidades las afectadas.

Este comunicado se hubiera quedado en una simple revisión colectiva, que por seguridad nos tienen acostumbrados las marcas cuando detectan algún pequeño fallo o una tirada defectuosa, pero si seguimos leyendo pide expresamente a los propietarios de dichos automóviles que "por precaución y para evitar cualquier posible riesgo, estos coches no deben ser conducidos antes de realizarles la inspección".

Nos alarmamos porque después de ver el caso de los bombines defectuosos que ha tenido General Motors en Estados Unidos, ahora aparece este comunicado tan tajante y urgente.

También es cierto y hay que alabarlo, que en esta ocasión se ha procedido rápidamente, con una llamada contundente a los propietarios de dichos automóviles y han utilizado una expresión muy clara: "Estos coches no deben ser conducidos hasta su revisión". (En esto no se andan con medias tintas, posiblemente sea por no repetir el fallo imperdonable de los bombines).

General Motors no se puede permitir otro fallo de calidad y menos de comunicación a los clientes, un voto positivo para ellos. Revisar un automóvil después de ser comprado es algo más habitual de lo que nos pensamos, muchas veces ni lo sabemos y lo proceden hacer los mecánicos del servicio técnico cuando lo llevamos a revisión al concesionario.

A la espera de tener más información sobre el fallo de dirección que padecen algunos Opel Corsa y ADAM, recomendamos seguir las instrucciones que da el fabricante. Si te has comprado recientemente un Corsa o ADAM acercarte lo antes posible a un servicio oficial, para que sustituyan la pieza defectuosa.

Lo importante es que si conoces a alguien que haya comprado estos coches, comunicale que tiene que pasar la revisión. Y es que el contratiempo que se tiene con estos tipos de revisiones, es que muchas veces no se puede localizar al comprador, por lo que es importante, por favor, difundir esta noticia. No se conoce ningún accidente o lesión derivado de este problema. Más info en la web de Opel.

0 comentarios:

Publicar un comentario