26 noviembre 2014

A General Motors se le complica, todavía más, su lío con el bombín de encendido


Por si no fueran pocos los problemas que tiene General Motors ya con todo el tema del bombín de encendido mal diseñado que montó durante años en sus coches, las cosas parecen complicársele por instantes.

Sobre la mesa hay dos nuevos desarrollos que pueden salirle muy caros al gigante de Detroit. Por un lado, el juez que gestionó la bancarrota controlada de la compañía, Robert Gerber, tiene que decidir si General Motors, la nueva compañía que emergió de los restos de la "original", es o no responsable legal directa de los bombines defectuosos montados antes de su creación por la GM genuina.

En un análisis aportado por Bloomberg la semana pasada se estimaba que, de ser así, GM podría afrontar indemnizaciones por valor de hasta 2.000 millones de dólares extra.

Se sabrá la decisión del juez en los primeros meses del año que viene. Pero no vendrá sola. Y es que hay otro nudo más. Resulta que nuevos documentos descubiertos en forma de emails cruzados entre General Motors y Delphi avalan la teoría de que GM sabía desde hacía bastante tiempo que iba a tener que proceder a una llamada a revisión masiva, aunque no la hubiera hecho.

La versión oficial de GM es que actuó con la llamada a revisión prácticamente cuando se dieron cuenta "real" del problema, aunque ya ha quedado probado previamente que ciertos directivos de la compañía estaban al tanto del problema desde antes de que se lanzaran los coches defectuosos al mercado.

El caso es que los nuevos emails descubren que antes de la fecha que GM reconoce como "oficial" para darse cuenta del problema, la compañía solicitó a Delphi agilizar la producción de 500.000 bombines de encendido para una llamada a revisión. La petición de estos 500.000 bombines coincidió con una reunión del comité ejecutivo que se había reunido para evaluar los problemas localizados en el Chevrolet Cobalt. El problema es que no quedó transcripción alguna de esa reunión.

GM sigue defendiendo que hasta febrero de este año no tuvo la firme constancia del problema, pero esta petición de bombines data de mediados de diciembre de 2013. Si se demuestra que estaban en conocimiento de esta situación, seguirán rodando cabezas y la multa potencial a GM seguirá inflándose.

0 comentarios:

Publicar un comentario