11 septiembre 2014

Y dale con el Corvette de motor central...


¿Cuántas veces tienes que contar una mentira para que se convierta en realidad? Infinitas, probablemente... dependiendo del tamaño de tu invención. El tema del Corvette de motor central es esa historia recurrente e infinita que nunca acaba, y que nos presenta cada verano, en agosto, con la escasez de noticias por contar en los medios.

Sólo el lanzamiento de una nueva versión para brevemente, por un año o dos, esa tendencia que tienen los medios yanquis por esperar que, de una vez por todas, General Motors se atreva a cambiar la posición del motor de su deportivo insignia, para darle con él en las narices a Ferrari y compañía.

Pero con cada nuevo modelo, GM vuelve una y otra vez a demostrar que la fórmula del gran V8 delante, las ballestas trasnversales y la cabina retrasada sigue siendo la que quieren usar, sin visos de tener intención alguna de cambiar.


Motor Trend es la autora del invento de este año. Asegura que el próximo Corvette ZR1 estrenará una plataforma de motor central (que ahora mismo GM ni tan siquiera tiene), para darla para el 'Vette convencional de octava generación en años venideros y ayudar a separar el coche del Camaro.

Motor Trend cita "fuentes anónimas". Vamos, que no tiene suelo sólido para cimentar una historia tan recurrente que ya aburre.

Pero, ¿sabéis lo que pasa? que, como sucede con los diarios deportivos que disparan con la metralleta a bocajarro sobre futuros fichajes, algún día Chevrolet hará un Corvette de producción con motor central, o incluso eléctrico. Y entonces, de todas esas balas disparadas al azar, alguna habrá acertado en el blanco, para poder decir eso de "como te adelantamos en exclusiva aquí...", mientras se olvidan todas las falsas alarmas "estilo AutoExpress".

Así que sí, amigo mío. ¿Corvette de motor central? Ni está, ni se le espera.

0 comentarios:

Publicar un comentario