03 septiembre 2014

La sede de Cadillac se mudaría de Detroit a Nueva York


El nuevo jefe de Cadillac, Johan de Nysschen, tiene por difícil tarea devolver el aura de lujo a nivel internacional y doméstico con el que antaño era sinónimo Cadillac. Su llegada es demasiado reciente como para que tenga alguna influencia sobre los nuevos modelos que presentará a corto plazo la marca. Pero eso no le impide empezar a remodelar la marca. Según una noticia de Reuters, de Nysschen movería algunas operaciones de la marca de Detroit a Nueva York.

De ser cierto, Cadillac no ha emitido comunicado oficial al respecto, de Nysschen seguiría la misma estrategia que aplicó en Infiniti, cuando movió la sede de la marca de Yokohama, Japón, a Hong-Kong. La idea era que los creativos se liberaran así del marco corporativo del grupo. Obviamente, ocurriría lo mismo en el caso de Cadillac. Pero no solamente.

Según explican en Reuters, sólo los departamentos de marketing, comunicación y ventas se trasladarían a Nueva York, mientras que el diseño y la ingeniería se quedarían en Detroit. Esta noticia está creando en Estados Unidos un cierto revuelo. Y es que Cadillac fue fundada en 1902 en la ciudad de Detroit, justamente.

Además, algunas voces en el seno del grupo consideran que entre las llamadas a revisión, las demandas judiciales (ya hay más de 100 demandas contra GM por el tema del bulón de encendido) y el lanzamiento de nuevos modelos, el grupo tiene otras cosas que hacer antes que gastarse fondos en comprar o alquilar locales de precios desorbitados en la gran manzana.

Lo curioso es que escoja Nueva York para propiciar el aspecto creativo y no California, por no decir que el departamento de diseño se quedaría en la gris y derrotada Detroit. Al mismo tiempo resulta curioso que la elección sea Nueva York, la ciudad del país con la menor tasa de posesión de vehículo propio.

Las malas lenguas dicen que de Nysschen tiene la desagradable costumbre de mover la sede social de la empresa que dirige a donde le gustaría a él vivir. Puede que sea cierto. Y si lo fuese, también tendría su lógica, pues si la marca ha de ser nuevamente internacional, la cultura cosmopolita de la ciudad es ideal para ello. Y por último, si has de atraer nuevos talentos internacionales, no hay mejor aliciente que te propongan un puesto en Nueva York. Y es que Detroit no tiene el mismo encanto...

0 comentarios:

Publicar un comentario