17 septiembre 2014

GM cae al cuarto puesto en facturación


La carrera sin final de ser el fabricante de coches más grande del mundo sigue su curso. Y ahora tenemos cifras del segundo trimestre del año para comparar, con un resultado algo inesperado. Nos vamos a centrar hoy en cifras de facturación primero, antes de hablar de unidades vendidas. Y es aquí donde tenemos la sorpresa.

Volkswagen lidera la clasificación de las compañías automovilísticas con más volumen de facturación, con 68.000 millones de dólares, seguida de Toyota con 62.000 millones. Y es aquí donde uno esperaría encontrar a General Motors en tercera posición, pero es Daimler la que aparece, con 42.000 millones. El gigante de Detroit cae al cuarto puesto, con una facturación de 39.000 millones de dólares.

GM conserva, aún así, su posición como el tercer mayor fabricante de coches del planeta, con 4,92 millones de coches vendidos, por detrás de Toyota (5,1 millones) y Volkswgen (4,97 millones). Pero el problema de General Motors está, como siempre en las últimas décadas, en la rentabilidad.

General Motors cobra menos por sus coches, saca menos por cada unidad vendida, y encima tiene un margen de beneficio menor, lo que hace que, a pesar de seguir siendo un productor de épicas dimensiones, esté por detrás en rentabilidad y facturación ante sus rivales. Tener gran parte de sus intereses recientes puestos en China también le afecta en ese sentido, al poder sacar menos facturación de un mercado con un precio medio por coche vendido inferior.

Por otra parte, los resultados de Daimler siguen siendo llamativos en lo positivo. Puede que esté por detrás el volumen de ventas respecto a BMW y Audi, pero sigue demostrando que factura más por sus coches vendidos, lo que explica que la gente siempre está dispuesta a pagar más por un Mercedes-Benz.

0 comentarios:

Publicar un comentario