09 septiembre 2014

El museo Corvette restaurará tres coches y dejará los otros cinco tal cual


Preservar o restaurar. Este es el dilema al que se enfrenta cualquier persona que trate con coches clásicos. Y al National Corvette Museum se le está planteando esa misma cuestión con los coches que rescató tras el incidente del socavón del pasado mes de febrero.

En los meses siguientes el museo se mantuvo abierto, los visitantes mostrándose muy interesados por el derrumbe. Incluso se llegó a plantear mantener parte del socavón como recuerdo y testigo de lo que ocurrió. Finalmente, le costaría al museo más caro mantener el agujero abierto (1 millón de dólares) que cerrarlo. Así que se cerrará el pozo.


Pero el socavón no es el único elemento en el que el museo tuvo que decidir entre conservar y restaurar. De hecho, el verdadero dilema está en los que coches que se rescataron del agujero. General Motors se comprometió inicialmente a restaurar los ocho Corvette dañados en el incidente. Finalmente, a petición de los visitantes y de los fans de Corvette, el museo decidió conservar cinco de los Corvette más dañados (cuya restauración es casi imposible) en las mismas condiciones en las que fueron extraídos del hueco.


Chevrolet se encargará de restaurar los dos Corvette menos dañados: el prototipo del ZR1 conocido como "Blue Devil" y el Corvette C4 Convertible, es decir el Corvette número 1 millón. En cuanto al Corvette del '62, su restauración será llevada a cabo por un especialista externo, aún por determinar, pero será Chevrolet quien pague la factura.

0 comentarios:

Publicar un comentario