22 septiembre 2014

Arranca la producción del Opel Mokka en España con un testigo de excepción


El Opel Mokka es un crossover pequeño de gran éxito. Desde que fuera lanzado hace algo más de dos años se han vendido 200.000 unidades en todo el mundo y, debido a esto, la firma alemana decidió mover parte de la producción surcoreana a la planta de Figueruelas, en Zaragoza.

Entre otros testigos de excepción, el nacimiento del primer Opel Mokka español ha contado con la presencia de su Majestad el Rey Felipe VI quién, además, tuvo la oportunidad de ponerse a los mandos del vehículo y conocer más de cerca los planes de la planta maña para el futuro.

La primera unidad del Mokka estaba terminada en color rojo y lucirá en su capót la firma de su majestad. Desde hoy y hasta final de año se fabricarán en Zaragoza unas 20.000 unidades del crossover que tendrán como destino principal los países de Europa Occidental y, ya en 2015, se deberían alcanzar las 80.000 unidades.


General Motors ha realizado una inversión de 210 millones de euros para adaptar la planta a los nuevos modelos. Además a partir del próximo mes de noviembre habrá que sumar la llegada del nuevo Opel Corsa que se seguirá fabricando en esta factoría en su versión con cinco puertas (el de tres es alemán).

La previsión de Opel Figueruelas para este año 2014 es de alcanzar las 320.000 finales e intentar subir la producción hasta las 400.000 unidades en 2015 gracias a la buena marcha que se espera mantengan los Mokka, el nuevo Corsa y el recientemente renovado Meriva. De salir todo según lo previsto en 2016 se alcanzarían las 460.000 unidades y con ello, la planta zaragozana funcionaria a pleno rendimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario