05 agosto 2014

Opel dará un sucesor al Ampera... entre 2014 y 2018


Opel dejará de vender el Ampera cuando el Chevrolet Volt (clon del Ampera) reciba su primera actualización en 2015. Las ventas del Opel Ampera son pésimas, mientras que el Volt, siendo un Chevrolet ya no se venderá en Europa, pues la marca se retira del continente.

Pero Opel necesita un coche eléctrico, independientemente de si el mercado esté maduro o no para este tipo de coches, las estrictas normas sobre emisiones de CO2 de la Unión Europea están ahí. Y Opel debe cumplirlas también. Para ello, necesita un coche eléctrico. Ayer, tras conocerse la muerte anunciada del Ampera, Opel publicó una nota de prensa en la que confirman que el Ampera tendrá un sucesor.

Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, se limitó a confirmar por Twitter que lanzarían un modelo eléctrico entre 2014 y 2018, como parte de la ofensiva de 27 novedades que tiene prevista la marca en esos cuatro años.

Las razones del fracaso del Opel Ampera en Europa a pesar de unas cualidades más que evidentes se debe sobre todo a su elevado precio (42.900 euros en 2010). Y es que en el momento de su lanzamiento, la marca insistió que era un coche eléctrico de rango extendido. Siendo así, podía beneficiarse de toda una serie de ayudas fiscales que habrían supuesto para el cliente un precio de compra si no más asequible, al menos mucho más realista para un coche eléctrico.

El problema es que, técnicamente, en unos muy pocos y determinados momentos, el motor gasolina que actúa como generador (es el 1.3 litros del Opel Corsa) mueve también las ruedas. Por lo tanto las administraciones lo consideraron un híbrido. Y adiós a las ventajas fiscales concedidas a los eléctricos. Quizá, también por eso, el próximo Opel eléctrico y sucesor del Ampera será 100 % eléctrico, al estilo de un Nissan Leaf o un BMW i3.

0 comentarios:

Publicar un comentario