28 agosto 2014

El Chevrolet Volt consiguió una buena prueba choque según el IIHS


La reciente serie de 12 modelos probados por IIHS en los EEUU no dió buenos resultados según la visión del instituto en lo que respecta a la seguridad del vehículo. En total, sólo el MINI Countryman se considera "bueno" incluido en la prueba de impacto frontal con un 25% de deformación.

La temible barrera no deformable simulando un poste ya "mató" a varios modelos de mucha reputación dentro y fuera de los EEUU. El lote de 12 coches tenían una característica inusual, la presencia de dos coches eléctricos e híbridos en el mismo grupo.

De los cinco considerado "aceptable" por el IIHS, uno era el Chevrolet Volt y el otro el Ford C-MAX Hybrid. Dos modelos fueron considerados "pobres", y otros dos "marginal", incluyendo el Nissan Leaf. El Chevrolet eléctrico presenta un bajo riesgo de lesiones para el conductor.

El Nissan Leaf muestra que el panel de instrumentos y la columna de dirección fueron empujados hacia el conductor en esta prueba, el IIHS dice que probablemente habría lesiones en las piernas del conductor en un impacto de este tipo.

Las baterías de iones de litio de los dos modelos pasaron sin problemas las pruebas específicas para eléctricos e híbridos. A pesar del resultado, Nissan dice que está "orgulloso" del rendimiento del Leaf, que ganó cuatro estrellas en EuroNCAP y el Top Safety Pick en años anteriores. La compañía tiene la intención de analizar los daños y revisar el producto.

0 comentarios:

Publicar un comentario