17 julio 2014

Este es el nuevo Opel Corsa


Tras ocho años en el mercado, el Opel Corsa, co-desarrollado con Fiat cuando General Motors y los italianos parecían dirigirse hacia un matrimonio dorado, necesitaba reemplazo. Y eso que, a diferencia del Punto, el modelo de Opel estaba resistiendo todavía bastante bien el paso del tiempo a nivel comercial. Pero los tiempos cambian, y con Chevrolet saliendo de escena en Europa, tener un modelo de segmento B actualizado era una necesidad absoluta para los de Rüsselsheim.

El problema es que no había dinero para invertir en una plataforma completamente nueva, y la global de General Motors que se decidió emplear para la próxima generación todavía tardará en llegar, tras el fiasco de la asociación con PSA para ese menester.

Así, como solución a corto plazo, la compañía decidió reconstruir el Corsa en todos los aspectos posibles a partir de la plataforma actual, para conseguir un coche actual sin requerir de una inversión masiva. Y hoy lo hemos podido conocer por primera vez en foto.

Si bien la plataforma es la misma, el coche cambia tanto y en tantos aspectos que, en cierto modo podemos considerarlo "prácticamente nuevo", y no un mero restyling. Para empezar, el tren rodante es completamente nuevo. Cuentan los ingenieros de puesta a punto de Opel que han querido lograr "la pisada y el confort del Polo con la agilidad y el tren delantero del Ford Fiesta", siendo ambos modelos los empleados como sendas referencias. También afirman haber conseguido dicho objetivo, aunque eso tendremos que probarlo con nuestras propias manos al volante.

El subchasis delantero se ha reforzado, se ha cambiado el diseño de las manguetas, se ha reforzado la resistencia al balaceo con nuevos tarados y articulaciones para las estabilizadoras y los muelles y se han instalado nuevos amortiguadores que procuran un mejor control del movimiento de las ruedas. El anclaje subchasis-chasis también se ha modificado para mejorar la pisada.


Se ha rebajado la altura del centro de gravedad 5 milímetros, aunque no sabemos muy bien cómo y con qué mecánica concreta. Cambia también la dirección asistida eléctrica, uno de los puntos más criticables del modelo actual. Sigue teniendo el programa "City" para aligerarla en maniobras, y ahora ofrece un nuevo sistema sensible a la velocidad. La suspensión podrá solicitarse con tarado normal o deportivo opcional, con muelles más rígidos y amortiguadores más restrictivos.

Si solicitas tu Corsa con la suspensión Sport se cuenta además con una geometría de dirección más agresiva y un tarado en el software también distinto.

Si bien cuando miras el Corsa te percatas de que es muy similar en proporciones al que se vendía hasta ahora, al observar con detalle aprecias el nuevo lenguaje de diseño de la firma, con un frontal con el nuevo tipo de parrilla, nuevos grupos ópticos, una trasera más "horizontal" y un perfil lateral que integra en las puertas una línea de estilo estampada para seguir las tendencias del resto de modelos de la casa.

Ciertamente, el no tener cambios en las proporciones totales hace que el cambio no sea radical, pero el refresco le viene bien en un mercado donde tener un coche ocho años sin cambios es un lastre, y eso que a Opel aún le funcionaba su fórmula.

Interior con infoentretenimiento e inspiración Adam


Donde todo resulta completamente nuevo y distinto es en el habitáculo. Se toma del Adam el sistema IntelliLink de infoentretenimiento, que será de serie en casi todas las versiones, y que era imprescindible en el mercado actual. Cambia radicalmente el diseño del tablero, que integra, cuenta Opel, materiales y ajustes más conseguidos. No se gana espacio interior, habida cuenta de que no hay cambios en las cotas principales de batalla o anchura de la plataforma, pero no le faltaba espacio al Corsa actual respecto a sus rivales, así que ahí no tendrá problemas.

Nueva gama de motores a la espera del OPC

El principal protagonista de la nueva gama Corsa en motorizaciones es el motor de un litro y tres cilindros recientemente estrenado en el Adam, que alimentado por gasolina ofrece 90 o 115 caballos de potencia, según versión. Habrá también un 1.4 Turbo de 100 caballos de gasolina, y dos atmosféricos de 1.2 y 1.4 litros de gasolina también. La oferta diésel se reduce a dos especificaciones del ya conocido 1.3 CDTI en 75 y 95 caballos. Los motores de un litro se asociarán a la caja de cambios ligera de seis relaciones ya vista en el Adam.

La variante OPC, que hasta ahora usaba el 1.6 turbo no ha sido confirmada, pero si se ha dicho que es "posible", así que habrá que esperar para ver cómo se reinventa con los nuevos atributos.

¿Conclusiones?

En un segmento tan discutido y competido como el B, Opel refuerza su coche fabricado en Figueruelas, algo que necesitaba. Lo hace como "solución cortoplacista", pues no tendrá esta quinta generación un ciclo de vida tan largo como su antecesor directo en el que se basa, para dar paso después a un modelo completamente nuevo con plataforma de segmento B 100% General Motors.


2 comentarios:

  1. Opel Corsa es un excelente, yo adquiri uno por este medio y dentro de unos meses me lo entregan.. se los recomiendo.
    Plan Chevroley

    ResponderEliminar
  2. Si Luciano, pero el Corsa que adquiriste por el Plan Chevrolet, es el modelo que salio hace mas de 20 años, el Corsa de esta nota no tiene absolutamente nada en común, salvo el nombre.

    ResponderEliminar