09 junio 2014

GM acuerda pagar 35 millones de dólares a la NHTSA


Primer acuerdo extrajudicial para empezar a suturar la herida generada entre General Motors y la NHTSA, la agencia gubernamental encargada de velar por la seguridad de los automóviles en Estados Unidos. Cuando GM declaró, a través de su CEO Mary Barra, ante el congreso de los Estados Unidos, no aclaró en ningún momento cuánto tiempo tardó entre enterarse de los problemas de sus bulones de encendido y efectuar la llamada a revisión. Dicta la ley de aquel país que nunca se puede superar el plazo de cinco días hábiles.

La NHTSA había criticado a GM en numerosas ocasiones respecto a este tema, aduciendo que la compañía había retrasado voluntariamente la llamada para tratar de buscar el menor impacto mediático negativo posible. Pero el problema para la NHTSA es que, aunque la documentación de GM deja entrever que el problema estaba ahí incluso antes de que se lanzaran los coches defectuosos al mercado, no había un conocimiento "real", ya que no había un trabajo interno conjunto lo suficientemente cohesionado como para que la compañía se diera cuenta de la situación.

Así que al final GM y la NHTSA han pactado una primera multa de 35 millones de dólares que la compañía pagará de inmediato para solucionar la disputa en este aspecto. Pero ojo, que esto no es el punto y final de la historia. Y es que, aunque se cierra la parte de la disputa relativa al tiempo de respuesta, está todavía por analizar si GM actuó de manera irresponsable, voluntaria e inadecuada en el manejo de todo el problema de los bulones de encendido, lo que le puede todavía acarrear una multa de miles de millones de dólares, como ya demostró Toyota con su "pedalgate".

0 comentarios:

Publicar un comentario