15 mayo 2014

Autos del Futuro: Chevrolet Camaro Coupe 2016


El legendario Chevrolet Camaro es un muscle car accesible que capta la atención de muchos entusiastas de los coches, por su estilo musculoso y sus potentes motores hacen un combo difícil de superar por sus archirrivales más cercanos, el Ford Mustang y el Challenger de Dodge .
Podría decirse que la actual generación es el mejor hasta ahora, en especial la última versión Z/28. Sin embargo, la nueva industria del automóvil nunca se queda quieta, así que desde que Ford tiene un Mustang 2015 totalmente nuevo decididimos realizar un ejercicio digital sobre cómo luciría potencialmente el próximo Camaro.

Diseño:

En primer lugar, veremos que este diseño fue inspirado en el C7 Corvette. Sin embargo, también tiene la influencia de Michael McGee quién proyectó la nueva generación del Chevrolet Camaro en un concurso propuesto por GM a finales del año pasado.

El frente incorpora el lenguaje actual del diseño corporativo de Chevrolet, con la parrilla dividida en una abertura superior delgada y una inferior más grande que da una primera impresión sorprendente.

Faros delgados cruzan el largo capót, dinámica que se extiende hacia arriba sobre los guardabarros delanteros como el C7. Estas mismas líneas luego desembocan en las puertas donde se enlazan con la parte trasera. A continuación se presentan las nervaduras inferiores laterales y detrás de las puertas se ubican las rejillas de ventilación verticales, en homenaje al coche actual.

El área iluminada es una mezcla de lo antiguo con el nuevo, y la línea de cintura en torno a las ventanillas laterales recuerdan el estilo del original de 1967. Otro elemento de diseño contemporáneo son los montantes del parabrisas oscurecidos que se remontan al Camaro de cuarta generación y el más nuevo Corvette.

Después de la cabina se encuentran los cuartos traseros con pasarruedas bombeados hacia el exterior en las esquinas, haciendo hincapié a la fuerte postura dinámica del coche. Aunque no se muestran aquí, las luces traseras se ubican al filo de la línea de cintura, al mismo tiempo que la parte superior de la tapa del maletero luce bien proporcionada.

Interior:

Mientras que el diseño del interior del actual pony-car de la marca de Detroit es generalmente bueno, siempre hay espacio para mejorar, empezando por la visibilidad y el tacto. Si el interior del Mustang es bueno, entonces esto debe ser especial.

Motores:

La gama de motores de la próxima generación debería ser como la de su competidor más cercano con variantes de seis y ocho cilindros, además de un potencial 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros. Para sacar el máximo partido de estas opciones de motor será probablemente ideal una caja manual de 7 velocidades o una automática de 8 velocidades, con una potencia transmitida logicamente a la parte trasera.

Plataforma y maniobrabilidad:

Adiós Zeta , y hola Alfa, que es dejar de usar la palataforma usada en el Holden Commodore y usar la que se encuentra en el Cadillac ATS y los futuros vehículos de GM. Se espera que este cambio de plataforma obtenga beneficios en el peso, rendimiento y economía de combustible. Otros trucos para mejorar el manejo pasarán por sistemas de control de amortiguadores magnéticos, además de otros ajustes de suspensión.

La competencia:

En 1967 el Camaro fue la respuesta de Chevrolet para enfrentar al Mustang, desde entonces, la rivalidad ha continuado hasta este mismo día. Sin embargo tampoco se puede descartar al Dodge Challenger que acaba de pasar por la cirugía estética.  Se esperan que tanto las versiones coupé como convertible aparezcan oficialmente a finales del año próximo o principios de 2016. Sin embargo, hasta entonces nos debemos conformar con imaginar que nos presentará GM para mejorar lo hecho con la última generación del Camaro.



0 comentarios:

Publicar un comentario