17 marzo 2014

Las frenadas del Chevrolet Camaro Z/28 son tan fuertes que la llanta se movía dentro del neumático


El Chevrolet Camaro Z/28 es la versión más radical y prestacional del Camaro hasta la fecha. Ha sido desarrollado pensando en el público que acude a los track-days. De ahí su puesta en punto realizada en una variedad de circuitos del mundo, incluyendo el famoso bucle norte de Nürburgring (vuelta en 7' 34'' 47, por cierto).

Su V8 de 7.0 litros, 505 CV y 652 Nm, va acompañado un autoblocante, de frenos carbocerámicos cortesía de Brembo y de neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R. Los ingenieros de Chevrolet cuentan que las aceleraciones y las frenadas, de hasta 1.5 g, hacían que las llantas girasen dentro del propio neumático.

Lo notaron por unas vibraciones. Hasta que dieron con el problema y vieron que las llantas daban más de una vuelta completa dentro de la goma. ¿La solución? Un chorro de material abrasivo, como partículas metálicas o de plástico, en el interior del labio de la llanta. El material adherido a la llanta ofrece así un mejor agarre para el neumático.

0 comentarios:

Publicar un comentario