20 enero 2014

En GM Korea ya ponen sus barbas a remojar, tras ver las de Chevrolet pelar


En 2016 ya no existirá Chevrolet en Europa tal y como la conocemos hoy, se convertirá en una marca de nicho donde se venderán modelos muy concretos como el Camaro. Las consecuencias se trasladan directamente al lugar de donde salían prácticamente todos esos coches, GM Korea.
Cuando una gama de coches deja de exportarse a un mercado tan grande como el europeo, es obvio que sobra mucho personal o que se alterará a la baja el ritmo de producción de las fábricas. No solamente se va a fastidiar la red de postventa europea, también a los trabajadores surcoreanos.
Las últimas noticias de GM están generando bastantes titulares, como el cierre de sus fábricas australianas (Holden), una nueva directiva suprema, la constatación del FAIL fiasco de Chevrolet en Europa, el próximo cierre de una fábrica de Opel en Alemania, etc.

Otro palo para la industria surcoreana
No hablamos de que los coches de GM Korea vayan a ir tan alegremente a Europa pero con escudos Opel. Quizás traigan algunos modelos, pero muchos menos, como podría ser el caso del Antara. El Mokka ya sabemos que se fabricará en España, pero no el Trax (modelo gemelo).
Desde la crisis de 2009, GM Korea ya ha hecho tres recortes de empleo, el próximo será ya el cuarto en menos de cinco años. Preparan un plan de bajas voluntarias para 6.000 trabajadores en marzo, incluyendo personal de desarrollo y diseño (unos 2.200).
Un empleado no identificado del centro de i+D de GM Korea ha revelado a Reuters que más allá de la nueva generación del Spark no hay más proyectos en los que vayan a trabajar. También contó que es el peor momento en la empresa desde la bancarrota de Daewoo (2000), GM se hizo con ella dos años más tarde y en 2004 desapareció de Europa.


Corea no es lo que era
Podemos hacer un paralelismo con la situación de Hyundai, que para el mercado europeo solo importan la décima parte de las unidades de Corea del Sur, el resto se fabrica en Europa y Turquía. La fortaleza de Corea del Sur como país fabricante no está tan clara, al menos fuera de sus fronteras.
Ese país asiático ha tenido un impresionante crecimiento demográfico, educativo, técnico… en los últimos años, como pasó con Japón, pero ya no es tan interesante como antes y la globalización también les está haciendo daño. Hasta su mercado interno está cambiando de gustos y dando más la bienvenida al producto extranjero.
¿Es posible que esté volviéndose a la idea de que es más rentable fabricar los automóviles cerca de los mercados de destino o donde tengan el mercado más dominado? Creo que es un poco pronto para sacar esa conclusión, pero no será por falta de ejemplos en múltiples fabricantes.

Tenemos el contraejemplo de Holden. Como resulta tan poco rentable fabricar en Australia, es más inteligente traerse los coches desde Corea del Sur, Norteamérica e incluso China, aprovechar la diferencia de la divisa a su favor y ser más competitivos.
No sugiero que GM Korea esté acabada, porque Chevrolet sigue teniendo mucho potencial en el mercado asiático y sigue siendo una división muy necesaria en General Motors. Daewoo comercialmente ya no existe, en Corea del Sur firmó su defunción hace ya un par de años. También se había mantenido Daewoo en el mercado vietnamita.
Unos pierden… otros ganarán. Todos esos coches que Chevrolet no venda en Europa producirán beneficios a otras marcas, ya sea Opel (una fracción) y los demás a la competencia de GM. Así es la realidad de este negocio, hasta la Detroit misma tuvo un destino que en sus inicios no se podía ni tan siquiera vaticinar.

0 comentarios:

Publicar un comentario