09 enero 2014

El Opel Mokka se pasa al GLP


A partir de ahora los interesados en el Opel Mokka tendrán la posibilidad de elegir una versión adaptada para el uso de gas licuado. Este combustible, más barato que la gasolina sin plomo, también es más respetuoso con el medio ambiente.

Adaptado directamente desde fabrica, el Mokka GLP recurre al conocido motor 1.4 Turbo de 140 CV en combinación con la transmisión manual de seis velocidades y al sistema de tracción delantera. Según los datos homologados, el consumo medio usando el gas es de 7,7 L/100, algo más alto que con gasolina pero con unas emisiones inferiores (124 g/km de CO2).


El depósito de combustible del nuevo combustible está situado en el hueco de la rueda de repuesto en el maletero, por lo que no afecta al espacio disponible. También hay que mencionar la buena integración del sistema, con el ordenador adaptado y un botón muy bien integrado en la consola para cambiar de combustible.

El único nivel de acabado posible es el intermedio Selective, que ya incluye las llantas de aleación, control de velocidad, aire acondicionado, radio CD MP3, bluetooth, puerto USB, ordenador, cuatro levantavidrios eléctricos, etc. El precio recomendado en Europa es de 23.075 €, es decir, 2.000 € más caro que la versión estándar sin adaptar.

0 comentarios:

Publicar un comentario