09 enero 2014

¿Cuál será el destino de Chevrolet en Europa y el de sus clientes?


Chevrolet abandonará Europa en 2016. General Motors no quiere que Chevrolet y Opel/Vauxhall peleen en el mismo territorio, así que se lleva la marca fuera de Europa Occidental y seguirá permaneciendo en Rusia.
Ahora mismo Chevrolet cuenta en Europa con una red de 2.500 concesionarios y reparadores autorizados. Una minoría de ellos se conservará para la venta de los dream cars, es decir, Corvette y Camaro. El resto solo tienen dos caminos, o se dedican a otras marcas, o tendrán que cerrar.

Por ejemplo, todos los modelos que vende Chevrolet en España cayeron en ventas, solo el Cruze se mantiene con una caida de apenas el 2,5%. Caso aparte es el del Malibú, que como el año pasado no se vendió apenas, tiene un auge artificial del 158,8%. El peor vendido es sin duda el Volt, han matriculado ¡dos! y eso es un 85,7% menos que en 2012.
Con el rumbo actual parece que estamos hablando de un cadáver en descomposición. De hecho, eso atrae a las aves de carroña. En otras palabras, la red de concesionarios que deja Chevrolet es un objetivo muy jugoso, porque supone establecer presencia comercial con la mayoría del trabajo ya hecho y pagado por otros.
Una nota de prensa en Reino Unido de SsangYong muy explícita. Dice así: “Después del anuncio de GM de su decisión de retirar la marca Chevrolet de Europa, SsangYong UK está en disposición de hablar con cualquier distribuidor Chevrolet actual que esté considerando su futuro”. Así, sin sutilezas.

La historia vuelve a repetirse
¿Se acuerdan de Daewoo? En Europa la presencia comercial de la marca surcoreana empieza en 1995, vendiendo el Espero y Cielo/Nexia. Después llegaron los Lanos, Nubira, Leganza y Matiz. El último que se lanzó como tal fue el Lacetti. General Motors aprovechó la debacle de Daewoo y la absorbió.
En enero de 2005 se produce un cambio radical en el mercado europeo y otros tantos, salvo Corea del Sur y Vietnam. Daewoo deja de existir, y se cambian todos los logotipos por Chevrolet. Se aprovechó la red comercial existente de Daewoo para introducir la megamarca norteamericana con un esfuerzo mínimo.
Ahora esa red, con alguna alta y baja en casi 10 años, se va a quedar huérfana. El testigo que deja Chevrolet puede ser aprovechado por otros fabricantes que quieran una posición comercial cómoda y rápida. Ya hay algunos chinos llamando.

¿Y los clientes, qué?
Tienen más de qué preocuparse los concesionarios que los clientes. Todo el que se haya comprado un Chevrolet o vaya a hacerlo antes de la estampida final no tiene de qué preocuparse. Se va una marca, pero permanece el responsable, General Motors. No hay que temer por repuestos, garantías o reparadores autorizados.
Seguramente, las concesionarias Opel reciban formación para atender a toda la clientela de Chevrolet, pues comparten mucha tecnología, por no decir toda. Además, las exconcesiones de Chevrolet, aunque se dediquen a otras marcas, habrán retenido el conocimiento para seguir metiendo mano a esos coches.
Salvo los modelos americanos con motores de ocho cilindros, lo cierto es que la gama Chevrolet no encierra tantos misterios y pueden ser tocados por cualquier mecánico independiente, y repuestos seguirá habiendo, tanto originales (GM Genuine Parts) como de terceros.

Ahora mismo Chevrolet ofrece una garantía de tres años o 100.000 kilómetros, seis años contra corrosión y tres años de pintura. Es posible extender la garantía a cinco años, opcionalmente con un sobrecosto. Las piezas y trabajos de taller (mano de obra) tienen dos años sin límite de kilómetros, salvo baterías y silenciadores traseros, tres años.
Más allá del 1 de enero de 2016 se seguirán cumpliendo las garantías a cargo de General Motors, legalmente no pueden dejar a sus clientes tirados, y no tiene sentido que lo hagan de todas formas. Estos coches se van a convertir en una ganga aún mayor si empiezan a caer sus valores residuales, como ya pasó con Rover.
La sutil diferencia entre Rover y Chevrolet, es que la primera cesó su actividad del todo, pero las fábricas de Chevrolet seguirán en el mismo sitio y seguirán sirviendo recambios. Dentro de dos años, según se acerquen las navidades de 2015, los descuentos en unidades sobrantes de Chevrolet prometen ser sustanciales si hay liquidaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario