16 diciembre 2013

Ya es oficial: Holden cesará la producción australiana en 2017


Con el anuncio del cese de operaciones de Chevrolet en Europa para 2016, saltaron chispas. General Motors mantiene que resulta insostenible mantener una firma que no ha conseguido la cuota de mercado prevista y prefieren centrar los esfuerzos en Opel y Cadillac.

Con la noticia comenzaron los rumores sobre una posible decisión similar para Holden en Australia y aunque el primer ministro australiano trató de calmar las aguas con una negativa, finalmente es oficial. General Motors cesará la producción local de automóviles Holden en este país en 2017 aunque mantendrá el estudio de diseño. La marca seguirá viva pero los modelos estarán fabricados en otros países, algo que en cierto modo debería tranquilizar a los concesionarios y talleres autorizados.

Según General Motors es insostenible la fabricación de vehículos en Australia por los altos costos, en parte por la divisa, y el volumen que se mueve. Durante los próximos cuatro años, serán 2.900 trabajadores los afectados por esta decisión aunque GM asegura que son una prioridad e intentarán que esta decisión sea lo menos traumática posible.

Con esta decisión parece que la industria del automóvil en Australia llega prácticamente a su fin. Tras el anuncio de Ford y ahora el de Holden, cabe la posibilidad de que Toyota también actúe de manera similar. Para evitarlo, el primer ministro Tony Abbott, se ha puesto en contacto con la empresa para intentar llegar a un acuerdo.

De momento la firma japonesa no ha anunciado el cese de producción, pero podría pasar. Para Toyota el cierre de Holden implica la debilitación del sector de componentes y por tanto, la pérdida de competitividad. Al haber menos volumen de trabajo, posiblemente los precios de esos componentes sean más altos. De momento Toyota mantiene que será complicado conservar sus instalaciones pero no imposible.

0 comentarios:

Publicar un comentario