02 diciembre 2013

Presentación del Opel Insignia 2014 en España


Cinco años en el mercado, en un segmento tan competitivo como en de las berlinas de esta categoría, obligan a fabricantes a estar pendientes para realizar cambios con relativa frecuencia para seguir contando con un producto atractivo. El renovado Insignia continúa ofertándose en tres carrocerías diferentes: cuatro puertas, cinco puertas y familiar. No faltan tampoco algunas variantes derivadas de estas carrocerías, tales como la OPC (la más deportiva) y Cross Tourer, más enfocada a un uso campero, dentro de las limitaciones que nos puede ofrecer respecto a un vehículo todoterreno.

Buena acogida comercial
De acuerdo a las informaciones publicadas por el director general de General Motors en España, pudimos conocer un poco mejor la cuota de mercado de las diversas variantes. La variante más exitosa es la carrocería de 5 puertas, que acapara un 60% de cuota dentro del Insignia, mientras que la de 4 puertas cuenta con una cuota idéntica a la del ST (familiar), del 18%. Donde sí que encontramos una clara dominación es de las mecánicas diésel en el apartado de propulsores, con un 90,88% de cuota de mercado, mientras que el un 9,11% corresponde a gasolina.

En Opel se muestran muy satisfechos por el funcionamiento del Insignia en el mercado español, ya que hasta la fecha se han comercializado 50.000 unidades, y las previsiones pasan por comercializar unas 6.000 unidades por año completo, correspondiente al ejercicio de 2014. Unos resultados, que tal y como está el panorama automovilístico en España, son dignos de admiración y colocan a la firma alemana en una posición de cierto privilegio respecto a otras.

Cambios mecánicos
Opel ha realizado numerosas modificaciones en la suspensión del Insignia, afectando a todas sus variantes, incluyendo OPC. Según anuncian, se han modificando el 60% de los componentes del esquema de suspensiones, con nuevos amortiguadores, dirección y barras estabilizadoras. La llegada del 2.0 CDTi de 120 y 140 CV cn un consumo medio homologado de 3,7 litros y 99 g/km de emisiones de CO2, lo sitúan también a la cabeza de propulsores más eficientes de su categoría. Por su parte, la gama gasolina recibe el 2.0 SIDI Turbo de 250 CV, para aquellos que quieran una variante más prestacional, pero sin tener que recurrir a la OPC.

Un habitáculo con cambios enfocados a la ergonomía
Con cada vez más fabricantes apostado por la sencillez de botones pero sin olvidar la ergonomía de los mandos en sus nuevos modelos, el Insignia no ha querido quedarse atrás. Y si algo caracterizaba su habitáculo desde su llegada al mercado, era la gran cantidad de botones que podíamos encontrar en la consola centrar para manejar las distintas funciones de su equipamiento.

Sin embargo, y aún estando habituado a usarlo a diario, cuando existe tanta concentración de botones, generalmente requieren apartar la vista de la carretera para buscar el botón que queramos pulsar. A muchos usuarios del modelo no les gustaba esta elevada concentración de botones, por ello, desde Opel, optaron por aprovechar este lavado de cara para reducir significativamente el número de ellos. Con esta mejora, se ha rediseñado el climatizador bizona para que gane mayor vistosidad, dado que ocupa el lugar de la consola central donde antes existía una mayor concentración de botones.

Un sistema de infoentretenimiento muy interesante
La ergonomía no se ha trabajado únicamente sobre la reducción de botones de la consola central. En el caso del sistema Opel IntelliLink, nos ha parecido tremendamente interesante por un factor que nosotros consideramos importante: se puede gestionar de cuatro formas diferentes. Bien sea, a través del touchpad, a través de comandos de voz, mediante los mandos del volante o bien, sobre la superficie táctil de la pantalla.


El hecho de tener tantas opciones, te permite que independientemente de si estás conduciendo o no, puedas usar la opción que más te convenga para la situación en la que te encuentres (parado, conduciendo, etc).

Dentro del mismo sistema, Opel nos ha hablado del ‘AppShop‘, un mercado de aplicaciones que estará disponible en 2014 en el Insignia, para llegar más tarde a otros modelos de Opel, y que amplía las funciones de dicho sistema. Hay una aplicación que estará disponible y que puede resultar especialmente interesante para los usuarios noveles del modelo, porque permite mediante la cámara de nuestro teléfono móvil, seleccionar partes del coche de las que queramos conocer su funcionamiento y la pantalla nos lo muestra.

No sabemos el futuro que tendrá este sistema, pero desde GM lanzaron hace algún tiempo el kit de desarrollo a través de developer.gm.com y ya se han registrado miles de desarrolladores interesados en lanzar aplicaciones para su plataforma.


Mención especial requiere también el panel de instrumentos, en el que según acabados, podemos optar por una pantalla de 8 pulgadas de alta resolución, en el que se nos muestran valores como RPM, velocidad, opciones relacionadas con el audio, además de la cantidad de gasolina restante en el depósito. Como verás en las imágenes, se apuesta por un mix en el que se combina tanto una configuración clásica de agujas, como una digital mostrada a través del display.

Insignia Country Tourer
La variante campera del Insignia, denominada ‘Country Tourer’ se basa en la carrocería familiar (ST), pero se añaden protecciones en los bajos -de acero en la parte inferior del motor-, pasos de rueda de plástico negros, además de una altura sobre-elevada y doble salida de escape. Únicamente está disponible con el propulsor 2.0 CDTi de 163 CV y 2.0 BiTurbo CDTI, acoplado a un sistema de tracción total Haldex controlado electrónicamente, pudiendo, además, asociarse a la suspensión adaptativa FlexRide.


Quizá, el aspecto que menos nos ha gustado es la rumorosidad de su motor. En frío, la rumorosidad del mismo es elevada, y en caliente, aunque mengua algo, a poco que lo revolucionemos en carretera, se transmiten las vibraciones al habitáculo más de lo que cabría esperar. No resulta algo especialmente incómodo si lo llevamos a un régimen bajo de vueltas, pero a partir de ciertas velocidades con la sexta velocidad ya engranada, se hace particularmente molesta dicha vibración.

A su favor, hay que decir que resulta un motor muy prestacional, entregando la potencia desde bajo régimen, todo ello, pese a que se ve penalizado por el escalonamiento de los desarrollos de la caja de cambios, centrados especialmente en la reducción de consumos y eficiencia. Y lo cierto es que sobre papel, los registros son buenos, 4.3l/100 km.

0 comentarios:

Publicar un comentario