04 diciembre 2013

¿Les cuento algunos detalles sobre los asientos del Chevrolet Corvette Stingray?



El Chevrolet Corvette Stingray 2014 conocido también como C7 ha llegado por fin este año después de mucho esperarlo. Equipa un motor 6.2 V8 que desarrolla 450 caballos de potencia y es sin duda un digno miembro de la familia Corvette.

A nivel de equipamiento este es muy completo, ya que incluye control de crucero, luces automáticas, instrumentación digital/analógica, selector de modos de conducción, freno de estacionamiento eléctrico, teléfono inalámbrico, conectividad a Internet, pantalla táctil y un largo etcétera de cosas. Pero también permite elegir entre dos tipos de asientos, los Standard GT o los Competition Sport.
Si tenemos en cuenta que el principal mercado de los Chevrolet Corvette Stingray será el estadounidense, es lógico que no opten de serie por un asiento demasiado deportivo. Tal vez muchos de sus potenciales clientes dejarían de comprarse un Corvette si no entrasen en el asiento.
Asiento Competition Sport del Chevrolet Corvette Stingray


Así pues, el asiento de serie Standard GT tal vez no sea todo lo deportivo que podrías esperar, y dispone de calefacción y ventilación interior para primar el confort. Pero si tienes una figura medianamente estilizada y primas más la sujección lateral que el confort, tienes el asiento Competition Sport. Según la marca las diferencias entre uno y otro son como las que hay entre un traje a medida y la ropa ajustada de corte deportivo que utilizan los atletas.
Para desarrollar los asientos Competition Sport, se ha usado un mapa de presión digital como el que se usa para escanear la espalda de las personas cuando están sentadas, pero trasladándolo a un circuito de carreras para analizar punto por punto cuales eran las zonas de mayor o menor presión para dar forma al asiento opcional.
El sistema mide la presión de la zona de espalda y glúteos, transmitiendo hasta 4.600 datos por segundo. Esos datos se envían a un ordenador y se va dando forma al asiento perfecto para conducción deportiva. Pero como las máquinas no siempre aciertan, a la hora de afinar los asientos también se tuvieron en cuenta las impresiones de hombres corpulentos e incluso mujeres de complexión delgada.

El asiento definitivo Competition Sport tiene un armazón de magnesio y el airbag lateral se ha situado ahora en un compartimento aparte, en lugar de en el refuerzo lateral del mismo, de forma que el asiento tiene una forma más estilizada.
Así pues, aquellos que se quejaban de que los asientos del Chevrolet Corvette Stingray no agarraban todo lo que tenían que agarrar cuando rodabas a ritmo alto en conducción deportiva, ahora ya no tendrán disculpa. Basta con elegir los asientos Competition Sport y averiguar si todo ese trabajo de desarrollo ha cumplido con su objetivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario