18 diciembre 2013

Comparación entre el Chevrolet Agile LTZ y el Toyota Etios XLS


 Por diferentes motivos, en principio, los modelos Chevrolet Agile y Toyota Etios no agradan tanto a los consumidores como sus creadores desean. Ambos proyectos fueron impulsados como ​​soluciones a ahorro de los costos, y en un principio se centraron en los mercados emergentes, Brasil y la India, respectivamente.

Los motivos que desembocaron en estos proyectos tienen en el fuerte impulso en la crisis mundial de 2008. GM por ejemplo, se iba a la quiebra y su filial brasileña acordó como una colonia que pedía su independencia frente a un fin sin gloria. Sin mucho dinero, la idea fue utilizar la plataforma del Corsa B, ya usada en el Celta, y crear una hatch más grande y más espacioso.

Toyota tampoco estaba en sus mejores días ya que poco después de una interminable serie de pedales y alfombrillas defectuosas, que llevaron a millones de coches a los concesionarios en uno de los mayores recalls jamás visto en el mundo. Para recuperar la imagen luego de la crisis por los retiros, el fabricante de automóviles empezó a mirar a los mercados hasta entonces ignorados por la empresa, los únicos que experimentaban crecimiento. Y así, partiendo de una buena base se creo un hatchback barato para la India, que más tarde pasó a ser fabricado en Brasil.


Desde enero hasta ahora, el Chevrolet Agile vendió 27.530 unidades en Brasil, mientras que el Toyota Etios colocó 31.773 autos. Los dos modelos fueron afectados recientemente en su desempeño en el mercado. El Agile vendía razonablemente bien antes del lanzamiento del Onix, pero el nuevo compacto llegó con fuerza y ​​le arrebató a muchos clientes al modelo, incluyendo también al Celta. El precio de venta sugerido es de 43.190 reales. Debería costar menos para reaccionar al canibalismo interno.

El "japonés" nacido en São Paulo llegó con zapatos de taco alto, atribuido a la buena imagen de Toyota en Brasil. Los precios y el acabado general asustaron a todos. La empresa supo oir a los consumidores y las mejoras comenzaron a aparecer. Junto a esto, promociones y descuentos llevaron al compacto ingresar al grupo de los 20 primeros. El precio sugerido de la versión XLS es 42,790 reales. Es caro para un coche que no tiene pretensiones de lujo.


Estilo
Los dos coches comparten cierta resistencia de los consumidores en términos visuales. No son lindos, pero cada uno tiene sus pretensiones de estilo. El Chevrolet Agile fue duramente criticado en principio, y después de la actualización recibida recientemente redujo el impacto causado previamente. Quedó más equilibrado, pero todavía quiere ser algo mejor.

Los faros se redujeron en tamaño y parecen más sobrios. La parrilla también es más pequeña y los paragolpes recibieron un buen cambio. En el interior, continúa con en el mismo formato general, manteniendo detalles tan extraños como el viejo exterior, además de mantener una terminación bastante pobre. El nuevo volante con la parte inferior plana y butacas de terciopelo son los principales destaques.


El Toyota Etios es más práctico y funcional, pasando sin pena ni gloria en el tráfico. Los faros compactos y una parrilla semi-elíptica con borde cromado en el XLS, no pretenden ir más allá de lo necesario, y los paragolpes son simples en apariencia. Sin embargo, en el interior fue donde el modelo recibió la más alta crítica inicial. El acabado era demasiado pobre, incluso incluyendo la falta de pintura en el compartimiento del motor, lo que mostró una reducción de costos exagerada.

Por otra parte, la falta de elementos básicos como los espejos eléctricos y un panel central con instrumentos enormes, pero con indicadores de cuentakilómetros y nivel de combustible en miniatura, sólo contribuyeron a más críticas. Por desgracia, el conjunto se mantiene, pero la percepción de la calidad se ha incrementado en la reciente actualización de la línea en 2014 que se presentó con espejos eléctricos y apliques negro brillante. El resto simple, pero mejorado.


Equipamiento
Cuando el conjunto no agrada, la salida es añadir más equipamiento para compensar. La receta es válida para el Chevrolet Agile, que ahora sólo está disponible en versión LTZ en Brasil, la versión más equipada de Chevrolet. Por lo tanto, sin opciones, el 5 puertas argentino compensa en parte el viejo proyecto y sus pobres características con un contenido más generoso.

Dispone de aire acondicionado, dirección asistida, pack eléctrico, CD/MP3, Bluetooth, sensor crepuscular, piloto automático, doble airbag, ABS, llantas de aleación de 16", ordenador de viaje, volante multifunción, faros y luces antiniebla, columna de dirección y asiento del conductor con ajuste de altura, entre otros. El paquete es bueno, pero hace falta un sensor de estacionamiento y MyLink. Por otra parte, la ausencia de multimedia es la evidencia más clara del diseño antiguo. Una mejor calidad de terminación sería necesaria.

Toyota no sigue la política de agregar más elementos para compensar el resto. El fabricante nipón no es tan generoso, Por lo tanto, el Etios tiene la receta "lo necesario está bien", así que incluso con la actualización, el modelo no se destaca en términos de contenido.

Aire acondicionado, pack eléctrico, dirección asistida eléctrica, CD/MP3, llantas de aleación de 15", doble airbag, ABS, faros antiniebla, volante de cuero con controles de audio, columna de dirección ajustable, guantera refrigerada, alerón trasero, entre otros elementos. Según la propuesta, falta una pantalla digital más grande en el tablero de instrumentos, ordenador de a bordo y asiento del conductor con ajuste de altura, pero también podría ofrecer sensor de estacionamiento.


Dimensiones y motorización
En términos de tamaño, el Chevrolet Agile supera el Toyota Etios. El compacto de GM tiene 4,06 m de largo, 1,68 m de ancho y 1,54 m de altura y 2,54 m de distancia entre ejes. El depósito de combustible tiene una capacidad de 54 litros y el baúl es generoso: 327 litros. El espacio interior es superior a su rival oriental y muestra una buena altura interior.

El motor es el antiguo 1.4 de 8V EconoFlex con 97/102 CV a 6.000 rpm y 13,2/13,5 Nm a 3.200 rpm con nafta y etanol respectivamente. La transmisión es manual de cinco velocidades, pero en Brasil hay una opción automatizada Easytronic Gen 2, que incluso tiene la opción Sport. El modelo puede ir de 0 a 100 km/h en 11,5/10,9 seg, alcanzando la velocidad máxima de 172/177 km/h. El consumo es de 7.2 km/litro en ciudad y de 10 km/litro en ruta con etanol.

El Toyota Etios es más compacto y tiene un espacio interno mediano, aunque es más ancho que el Chevrolet. Tiene 3,77 m de largo, 1,69 m de ancho y 1,51 m de altura y 2,46 m de distancia entre ejes. El depósito de combustible tiene una capacidad de 45 litros y el baúl sólo tiene 270 litros. El Toyota tiene el motor 1.5 16V con 92/96,5 CV a 5.600 rpm y 13,9 Nm a 3.100 rpm con gasolina y etanol respectivamente.

La caja de cambios es manual de cinco velocidades y no tiene ninguna opción automática. El consumo es 8.5/12.4 km/litro en ciudad y 8,9/13,4 km/litro en ruta.


Conclusiones
El Chevrolet Agile LTZ destaca por la posición de conducción elevada, pero con visibilidad reducida por las pequeñas ventanas. La suspensión tiene una buena absorción de irregularidades, lo que garantiza la comodidad pero perjudica la estabilidad del conjunto. El motor es silencioso, respondiendo más lentamente al principio, tratando de centrarse en el consumo.

El Toyota Etios es más bajo, tiene un buen rendimiento del motor y la facilidad de conducción, aunque no es tan tranquilo como el rival. Tiene una respuesta más rápida al acelerador y tiene un buen ajuste de la suspensión, que ayuda en la buena estabilidad. Los frenos y dirección son las cualidades del modelo. La posición de conducción es más tradicional y la visibilidad es satisfactoria.

Los precios sugeridos de ambos son de 43.190 y 42.790 reales. La diferencia entre los dos es de 400 reales. El Chevrolet Agile es mucho más equipado, pero sólo tiene 1 año de garantía con kilometraje ilimitado. Las revisiones hasta los 60,000 km cuestan 2.680 reales con la mano de obra incluida, mientras que el Toyota Etios tiene 3 años de garantía y las visitas de concesionarios suman sólo cuestan 1.709 reales, siendo uno de los services más baratos en el mercado .

Así que por un lado tenemos un coche más grande y más completo, pero con poca garantía y mayor costo de mantenimiento. El otro es más simple y compacto, pero tiene más garantía y menor costo en las revisiones. Al final, terminan casi equilibrados, quién inclinará la balanza será el consumidor.

En Argentina la diferencia de precio entre ambos es muy superior, ya que el Toyota ingresó al mercado con un precio más competitivo, y el Agile se lo colocó por encima del Onix en precio. Veremos la suerte de ambos modelos en la región.

0 comentarios:

Publicar un comentario