16 abril 2013

Los trabajadores de Figueruelas aceptan una congelación salarial de dos años


La fábrica zaragozana de Opel, encargada de montar los Meriva y Corsa para General Motors Europa, acordó una congelación salarial para 2013 y 2014, bajo un acuerdo entre sindicato y GM, con el objetivo de mejorar la competitividad de la factoría con respecto a sus rivales europeas.

Esta medida debería servir para que GM pueda continuar con su reestructuración de actividades europeas, y dar el espaldarazo definitivo de cara a la asignación de nuevos modelos a la planta en próximos años.

Sabemos que el Corsa será relevado en cuestión de un par de años, y esta nueva medida podría servir para que Figueruelas se asegure la asignación del utilitario. Además, GM confirmó en su momento que la próxima generación del Trax-Mokka se montará en Europa, y podría ser una tercera línea de producto para la misma fábrica española.

Opel tiene decidido ya cerrar la factoría alemana de Bochum, donde se produce el Zafira, pero no se descartan nuevos cierres. Además, un posible estrechamiento de las relaciones con PSA podría hacer que más factorías fueran redundantes, si es que entre Peugeot, Citroën y Opel se deciden a compartir líneas productivas.

0 comentarios:

Publicar un comentario