21 marzo 2013

Opel sobrevivirá y pasa al ataque


El nuevo CEO de Opel, Karl-Thomas Neumann, considera que puede reavivar una Opel que no pasa por su mejor momento y erradicar sus continuas pérdidas. Eso sí, con mucha ayuda de la casa madre, General Motors.

"Tenemos un nuevo equipo de dirección, un plan de negocio que cubre 10 años... y tenemos la financiación de GM en Detroit que no solamente nos permite cubrir nuestras pérdidas sino también invertir miles de millones de euros en nuevos productos", declaró un eufórico Neumann en el pasado salón de Ginebra.

Neumann tomó posesión del cargo oficialmente el pasado 1 de marzo y, según él, no habría aceptado el puesto si no estuviese convencido del compromiso de los ejecutivos de GM. Neumann, por su parte, se ha propuesto tres objetivos para enderezar el rumbo de Opel:

1. Introducir nuevos modelos. Opel va a lanzar 23 modelos nuevos o rediseñados de aquí a 2016. Un objetivo que se puede cumplir casi exclusivamente si hay una inversión masiva de GM.

2. Reducir los costos. Sigue la senda iniciada por sus antecesores, programa que incluye el cierre de la planta de Bochum y la congelación de todos los sueldos hasta 2016.

3. Cambiar la cultura de Opel. Quizá sea la tarea más ambiciosa y difícil del nuevo CEO. Según él, Opel sufre desde hace años de autocomplacencia. "Estamos en modo ataque. Queremos decir a todo el mundo, dentro y fuera de la empresa, que lo podemos conseguir", afirmó en Ginebra.

El plan es ambicioso y Neumann es optimista, pero con pérdidas de 18.000 millones de euros acumuladas desde 1990 y los fondos necesarios para lanzar 23 novedades en tres años que va a tener que desembolsar GM, los rumores de que General Motors quiere hacer atractiva Opel para su posterior venta son cada vez más fuertes. Recordemos que GM casi vende Opel en 2009. Quizá ahora sólo preparen el terreno para poder "sacar un buen precio" de la marca.

0 comentarios:

Publicar un comentario