15 febrero 2013

El precio de 145.450 reales ayuda a explicar las tímidas ventas de la Chevrolet Trailblazer LTZ en Brasil


Los utilitarios deportivos están de moda en la región, y desde hace algún tiempo, el número de propuestas diferentes en el universo de los SUV aumentó de manera vertiginosa.

A la hora de renovar su mayor utilitario, Chevrolet decidió utilizar el chasis de la nueva camioneta S10 para crear un SUV que combina varias funciones en un solo coche. Lanzado inicialmente sólo en la versión LTZ para Brasil, la Trailblazer trae un paquete completo de equipamiento, con gran espacio interior, buenas cualidades off-road, motor potente y un diseño impresionante. Pero Chevrolet parece haber olvidado un detalle importante: un precio competitivo.

La Trailblazer LTZ cuesta 175.450 reales en la versión 2.8 Turbodiesel y 145.450 reales en la variante naftera V6 de 3.6 litros. Estos valores la califican como uno de los autos mas caros de fabricación brasileña. El precio es probablemente la razón principal por lo cual las ventas del utilitario no son tan buenas como Chevrolet había imaginado.

Últimamente, la marca americana ha optado por dar a conocer sus previsiones con tono pesimista sobre el desempeño de las ventas de sus autos. El Cobalt por ejemplo, tenía una expectativa de 3.500 autos mensuales, pero llegó a un promedio de 5.500 en 2012. Así fue que cuando Chevrolet anunció que tenía intención de vender entre 350 y 400 Trailblazer LTZ por mes, se esperaba que esta cifra podría superarse.

Sin embargo, después de dos meses de ventas cerradas, la empresa tuvo un promedio mensual de 158 unidades patentadas. Es cierto que la fábrica en Sao Jose dos Campos está comenzando su producción, pero no fue detectada ninguna lista de espera en los concesionarios que se encuentran en diez capitales brasileñas.

La esperanza de aumentar las ventas de la Trailblazer es la llegada de la configuración LT y LS, lo que debería ocurrir a finales de este año. La oferta de variantes con menores precios deberían aumentar la competitividad del modelo. Unidades de prueba ya recorren Brasil mostrando una configuración de equipamiento más "humilde" y motores menos poderosos.

Para tratar de justificar el hecho de que es el coche más caro del país, la Trailblazer LTZ viene muy bien equipada, tanto es así que no hay opcionales disponibles. Hay cuatro airbags, ABS, control de estabilidad y tracción, llantas de aluminio, de 18 pulgadas, tapizados de cuero, sensor de estacionamiento trasero, rádio/CD/MP3/Bluetooth/AUX/USB y siete asientos . Los artículos tales como cámara de marcha atrás y el GPS sólo los ofrecen las concesionarias.

No está en discusión su comportamiento, su potencia, sus consumos, etc. pero Chevrolet tendrá que tomar alguna determinación respecto al posicionamiento del modelo frente a sus competidores.

0 comentarios:

Publicar un comentario