19 noviembre 2012

La llegada de la Chevrolet Trax a Brasil se ve obstaculizada por los cupos de importación, mientras se espera la producción local


La idea de GM era la importación de la Chevrolet Trax (o Tracker) de México a Brasil, pero la imposición de cupos en el acuerdo bilateral está obstaculizando los planes para el SUV en Brasil.

La empresa sólo puede traer 12.000 vehículos al año, que es exactamente lo que importa de Captiva desde México. Con un volumen tan bajo, la iniciativa de vender el Trax no parece muy factible.

Además de importarla, GM pretende producir la Trax en Brasil, más precisamente en Gravataí, ya que la plataforma es la misma que la utilizada por el Onix.


Pero todo esto sólo puede ocurrir dentro de dos años, plazo original previsto para la producción de la Trax en Brasil. Por lo tanto, GM podría seguir vendiendo el Captiva mientras tanto.

El lote de 12.000 unidades también se puede dividir entre los dos modelos, pero ambos tendrían una presencia discreta en el país, no alimentando las expectativas de los consumidores.

0 comentarios:

Publicar un comentario