02 noviembre 2012

El Chevrolet Prisma dice adiós


Chevrolet anunció ayer en Brasil que concluyó la producción del Prisma. Este sedán del segmento chico será reemplazado a partir del año que viene por el nuevo Onix Sedán.

El Prisma se fabricaba en la planta brasileña de Gravataí, donde todavía se hace su hermano hatchback -el Celta- y donde ya se produce el Onix de dos volúmenes, presentado en el Salón de San Pablo.

Lanzado en Brasil en 2006, como una evolución del Corsa Classic, el Prisma llegó a la Argentina en agosto del año pasado. En el 2011 se patentaron 1.494 unidades. Y en lo que va del 2012 ya se vendieron 2.847 unidades.

El Prisma seguirá comercializándose en Argentina hasta que se agote el stock. Se ofrece sólo con motorización 1.4 8v de 92 cv, con niveles de equipamiento LS (65.930 pesos) y LT (70.890 pesos).

El Chevrolet Onix, una de las estrellas del Salón de San Pablo 2012, se conoció por ahora en forma de Hatchback. Pero cuando arribe a la Argentina, en el transcurso del primer semestre del año que viene, la familia del Onix se completará con una versión Sedán.

En término de dimensiones, el Onix Sedán se posicionará por debajo del Chevrolet Cobalt, pero hará más hincapié en el diseño que en el espacio interior. Se producirá en la planta Gravataí, reemplazando en la línea de producción al Prisma.

Por el momento no se conocen imágenes oficiales del Onix Sedán. Por eso resulta interesante esta proyección del diseñador argentino Jorge Luis Fernández, también conocido como Louzelig, responsable del estudio Area75.


“En comparación al diseño pesado de sus últimas creaciones como el Ágile, el Cobalt, o el mismo Spin, el Onix presenta una línea más afilada y armónica, y es posible que sea el punto de partida para desarrollar un sedán pequeño posicionado por debajo del Cobalt”, señaló Fernández.

“Esta recreación intenta prefigurar el aspecto del futuro Chevrolet Onix Sedán, que podría ser un rival lógico del Ford Fiesta Kinetic Sedán, del VW Voyage, o del nuevo Fiat Grand Siena”, añadió.

0 comentarios:

Publicar un comentario